Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y Karel de Gucht, Comisario Europeo de Comercio, han propuesto hoy un planteamiento integrado de la UE a fin de impedir que los beneficios del comercio de minerales sirvan para financiar conflictos armados. Este paquete de medidas va a hacer más difícil que los grupos armados de zonas de conflicto y de alto riesgo financien sus actividades con la extracción y el comercio de minerales. El elemento central de este enfoque consiste en facilitar que las empresas se abastezcan de estaño, tantalio, wolframio y oro de manera responsable, y en fomentar los canales comerciales legítimos. (RAPID, IP/14/128, 5.3.2014)

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación