El Parlamento Europeo y el Consejo han alcanzado un acuerdo provisional sobre unas normas en materia de protección de los consumidores más estrictas y mejor aplicadas. Las principales mejoras serán más transparencia para los consumidores al comprar por internet, sanciones efectivas y unas normas claras para resolver el problema de la calidad dual de productos en la UE. La Comisión Europea propuso estas nuevas normas en abril del año pasado como parte del Nuevo acuerdo para los consumidores. (RAPID, IP/19/1755, 2.4.2019)

La Comisión Europea ha publicado hoy su Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo de 2018, que sigue la manera en que los consumidores de la UE valoran las prestaciones de cuarenta sectores de mercancías y servicios. Aunque, en general, la confianza en los mercados sigue la tendencia positiva observada desde 2010, el informe pone de manifiesto que solo el 53 % de los consumidores confía en la observancia de las normas de protección de los consumidores por parte de las empresas. En el caso de las mercancías, la cifra es solo ligeramente superior al 59 %. La confianza de los consumidores no ha mejorado en comparación con el cuadro de indicadores de 2016. Las telecomunicaciones, los servicios financieros y los servicios públicos (agua, gas, electricidad, servicios postales) siguen siendo especialmente problemáticos para los consumidores en la mayoría de los Estados miembros de la UE. Como nota positiva, el informe concluye que está disminuyendo lentamente el desfase entre el oeste y el este de Europa en cuanto a la confianza de los consumidores. Asimismo, servicios tales como los de cuidado personal (peluquerías, balnearios), alojamiento vacacional y paquetes vacacionales gozan de un alto nivel de confianza entre los consumidores.  (RAPID, IP/18/6085, 12.10.2018)

Las empresas de medios sociales tienen que hacer más para cumplir la petición formulada por la Comisión Europea y las autoridades de consumo de los Estados miembros el pasado mes de marzo de que se ajustaran a la normativa de la UE en materia de consumo.

Hoy se han hecho públicos los cambios introducidos por Facebook, Twitter y Google+ para ajustar sus condiciones de servicio a las normas de protección de los consumidores de la UE.

Esos cambios beneficiarán de inmediato a los más de 250 000 consumidores de la UE que utilizan los medios sociales. Los consumidores de la UE no se verán obligados a renunciar a derechos inalienables tales como el de cancelar una compra en línea; podrán presentar sus reclamaciones en Europa, en lugar de tener que hacerlo en California; y las plataformas asumirán su parte equitativa de responsabilidades hacia los consumidores de la UE, de forma similar a los prestatarios de servicios fuera de línea. Sin embargo, los cambios solo cumplen en parte los requisitos establecidos en la legislación de la UE sobre consumidores. (RAPID, IP/18/761, 15.2.2018)

Página 1 de 7

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación