Tribunal de Cuentas Europeo. Informe Especial 9/2021 El impacto de la desinformación en la Unión Europea: una cuestión abordada, pero no atajada (DOUE C 215/06, 7.6.2021)

La desinformación es una cuestión muy preocupante en las sociedades organizadas. Las redes sociales y las nuevas tecnologías han aumentado la escala y la velocidad a la que la información falsa o engañosa puede llegar a sus destinatarios y otros públicos. El Plan de Acción de la UE contra la desinformación resultó pertinente en el momento en que se redactó, pero no está completo. A pesar de que su aplicación evoluciona en gran medida conforme a las previsiones y de que existen pruebas que demuestran que se están produciendo avances positivos, no ha alcanzado todos los resultados previstos. Las recomendaciones que formulamos sirven para mejorar la coordinación y la rendición de cuentas de las acciones de la UE contra la desinformación. Nos centramos en las disposiciones operativas de la división de comunicaciones estratégicas del Servicio Europeo de Acción Exterior y sus grupos de trabajo. Recomendamos aumentar la participación de los Estados miembros en el sistema de alerta rápida y mejorar la vigilancia y la rendición de cuentas de las plataformas en línea. También señalamos la necesidad de contar con una estrategia de alfabetización mediática a escala de la UE que incluya la lucha contra la desinformación y la adopción de medidas para asegurar que el Observatorio Europeo de Medios Digitales cumpla sus ambiciosos objetivos.

La Comisión publica hoy sus directrices sobre cómo se debería reforzar el Código de Buenas Prácticas en materia de Desinformación, que es el primero de este tipo en todo el mundo, con vistas a aumentar su efectividad en la lucha contra la desinformación. En esas directrices se exponen las previsiones de la Comisión, se llama a un compromiso más firme por parte de los signatarios y se prevé una mayor participación en el Código. Tomando como base un marco de seguimiento sólido y unos indicadores de rendimiento claros, los signatarios han de reducir los incentivos económicos para la desinformación, capacitar a los usuarios para que realicen una labor activa en la lucha contra la difusión de la desinformación, mejorar la cooperación con los verificadores de datos de todos los Estados miembros e idiomas de la UE y ofrecer a los investigadores un marco de acceso a los datos. | RAPID, IP/21/2585, 26.5.2021

Hoy, la Comisión y el alto representante están evaluando sus medidas para luchar contra la desinformación en torno a la pandemia de coronavirus y proponen el camino a seguir. La tarea les fue encomendada por los líderes europeos en marzo de 2020 con el fin de atajar la desinformación y reforzar la resiliencia de las sociedades europeas. La pandemia de coronavirus ha ido acompañada de una enorme oleada de información falsa o engañosa, incluso con tentativas de agentes externos de influir en los ciudadanos y debates en la UE. La Comunicación Conjunta analiza la respuesta inmediata y propone acciones concretas que pueden ponerse en marcha rápidamente. | RAPID, IP/20/1006, 10.6.2020

En estos momentos proliferan los bulos y la desinformación en el ámbito de la salud, en particular sobre el COVID-19. Es importante que los ciudadanos se fíen únicamente de las fuentes autorizadas para obtener información actualizada sobre el brote de COVID-19. Le sugerimos que siga los consejos de las autoridades sanitarias de su país y los sitios web de la UE y de las organizaciones internacionales pertinentes: la ECDC y la OMS. También puede ayudar evitando compartir información no verificada procedente de fuentes dudosas. Por nuestra parte, en la Comisión Europea ayudamos a combatir la desinformación a través de una estrecha cooperación con las plataformas online. Estamos animándolas a promocionar las fuentes autorizadas, a degradar los contenidos que hayan sido verificados y resulten ser falsos o engañosos, y a suprimir los contenidos ilícitos que puedan ser perjudiciales para la salud. [más información]

Lucha contra la desinformación sobre el Covid19

Hay un nuevo virus que se está propagando por Europa. Son los bulos y la desinformación sobre el coronavirus. Internet se ha llenado de teorías conspiratorias y afirmaciones falsas acerca del Covid19, por ejemplo: «La UE no hace nada por las personas infectadas con el coronavirus».Falso. La Unión Europea no tiene autoridad en materia de sanidad, pero está buscando formas concretas de ayudar. La UE ha presentado paquetes de ayuda a la investigación y para reducir el peaje social y económico que se está cobrando el coronavirus. Además de poner en peligro nuestra salud propagando remedios no demostrados, la desinformación merma la confianza en nuestra democracia. La Unión Europea contraataca. Ha presionado a gigantes tecnológicos como Facebook, Twitter, Google y Microsoft para que detengan la propagación de bulos sobre el Covid19. Las empresas se han comprometido a combatir las mentiras sobre la pandemia y a priorizar la información fiable. Los eurodiputados han mostrado su preocupación por el peligro de este auge de noticias falsas. El equipo especial de lucha contra la desinformación de la UE ha recopilado cientos de bulos sobre el coronavirus. Según este equipo, se trata de estrategias rusas y chinas para generar división y confusión y agravar la crisis. Igual que el coronavirus, es responsabilidad de todos nosotros poner fin a la propagación de noticias falsas.Consulta fuentes como EUvsDisinfo, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud, así como otras fuentes oficiales fidedignas, antes de compartir información.| [EuroparlTV, 2.4.2020]

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación