La Comisión Europea destacó hoy una serie de medidas para combatir las estafas en materia de comercialización, como las prácticas engañosas de empresas dedicadas a la elaboración de directorios. El objetivo es proteger mejor a las empresas, los profesionales y las ONG europeos contra los operadores fraudulentos que no acatan las normas y utilizan prácticas comerciales engañosas, tales como el envío de formularios a una empresa solicitándole que actualice detalles de su directorio, aparentemente de forma gratuita, y posteriormente endosándole cuotas anuales. Las pequeñas empresas son particularmente vulnerables a los estafadores, que a menudo operan desde otra jurisdicción dentro de la UE, lo cual dificulta combatir tales prácticas. Por ello, la Comisión anunció que tiene previsto completar la legislación existente (Directiva 2006/114/CE sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa) con el fin de prohibir explícitamente prácticas como la ocultación de la finalidad comercial de una comunicación y, al mismo tiempo, reforzar la aplicación de las normas en los asuntos transfronterizos. (RAPID, IP/12/1264, 27.11.2012)

Xavier Gil Pecharromán
El futuro de Europa pasa por las pymes
Escritura Pública # 70. 2011

La pequeña y mediana empresa supone el 99 por ciento del tejido empresarial en la Unión Europea (UE) y los 23 millones de pymes generan el 80 por ciento de los puestos de trabajo, lo que explica la preocupación de la Comisión Europea (CE) por crear un marco regulatorio que la incentive y la proteja frente a la crisis y la globalización. [+]

Tras la reciente entrada en vigor del nuevo Reglamento Financiero, la Comisión ha adoptado sus nuevas normas de desarrollo. Gracias a unos procedimientos más simples, a partir del 1 de enero de 2013 mejorará la concesión de fondos de la UE a las empresas, ONG, investigadores, estudiantes, municipios y otros beneficiarios. La nueva normativa refuerza la transparencia e introduce un mayor grado de responsabilidad para quienes se ocupen de las finanzas de la UE. Incluye mayores posibilidades de utilizar cantidades fijas únicas y tipos fijos para pequeños importes, elimina la necesidad de cumplimentar los mismos datos pormenorizados cada vez que se soliciten fondos comunitarios e introduce solicitudes en línea, así como otras muchas novedades.
En palabras de Janusz Lewandowski, comisario europeo de Programación Financiera y Presupuesto, «Este nuevo reglamento aporta mejoras significativas a todos los beneficiarios de los fondos de la UE. Hemos logrado reducir la carga administrativa, lo que se traduce en un acceso más sencillo y plazos más breves para lograr financiación del presupuesto europeo. Las nuevas normas allanan el camino para lograr un uso más efectivo de los recursos de la UE. Ello es esencial para cualquier ciudadano europeo, ya que en tiempos de crisis el presupuesto de la UE desempeña una función esencial a la hora de impulsar el crecimiento y el empleo. Lograr que los fondos de la UE sean más accesibles y reforzar la obligación de rendir cuentas de quienes los gestionan es una de las tareas más importantes de mi mandato.» (RAPID, IP/12/1133, 29.10.2012)

El potencial emprendedor de las mujeres no se aprovecha suficientemente y la UE necesita más emprendedoras para crear crecimiento y nuevos puestos de trabajo. Este es el principal mensaje de la Cumbre de la Semana Europea de las PYME celebrada hoy en Bruselas, que se centra en alentar a las mujeres a que consideren la posibilidad de crear y dirigir su propia empresa, por lo general una PYME (pequeña y mediana empresa). El hecho de que las mujeres solamente representen el 34,4 % de los trabajadores por cuenta propia en Europa sugiere que necesitan que se les aliente más a convertirse en empresarias. Como consecuencia de ello, existe un importante capital humano sin aprovechar, que se necesita urgentemente para potenciar el crecimiento económico y crear los nuevos puestos de trabajo que se precisan en el difícil clima económico actual. Si puede motivarse a más mujeres a que creen y dirijan empresas, con ello podría generarse crecimiento y empleo en toda la UE. (RAPID, IP/12/1108, 17.10.2012)

Europa tiene que invertir el papel cada día de menor importancia que tiene en el siglo XXI la industria europea con el fin de recuperar un crecimiento sostenible, crear empleo de alto valor y dar respuesta a los problemas que tiene planteados nuestra sociedad. Si actuamos de modo inmediato, podemos invertir la actual tendencia a la baja y conseguir que la parte del PIB europeo correspondiente a la industria pase del 15,6 % actual al 20 % en 2020. Por lo tanto, la Comisión propone una serie de medidas prioritarias con el fin de fomentar la inversión en nuevas tecnologías, mejorar el entorno empresarial, el acceso a los mercados y a la financiación, especialmente en el caso de las PYME, y garantizar que las competencias satisfagan las necesidades de la industria.
La industria europea está bien situada para asumir este papel: Europa es líder mundial en numerosos sectores estratégicos tales como los de la automoción, la ingeniería, la aeronáutica, el espacio, los productos químicos y farmacéuticos. La industria sigue representando cuatro quintas partes de las exportaciones europeas y un 80 % de la inversión en I+D del sector privado procede de la industria manufacturera. Si se recupera la confianza y con ella las inversiones, también puede recuperarse y volver a crecer la industria europea. Este es el mensaje que el Vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, desea transmitir hoy en Bruselas con su Comunicación. Las medidas que se proponen en dicha Comunicación contribuirán a reducir la brecha de competitividad entre los Estados miembros y las regiones de la UE. (RAPID, IP/12/1085, 10.10.02012)

JEREMIE. Una nueva forma de utilizar los Fondos Estructurales de la UE para fomentar el acceso a la financiación de las PYME por medio de fondos de cartera.
Fondo Europeo de Inversiones, 2012
ISBN: 978-92-861-1536-3

La iniciativa JEREMIE (Joint European Resources for Micro to Medium-sized Enterprises – Recursos Conjuntos Europeos para Pequeñas y Medianas Empresas) ofrece a los Estados miembros de la Unión Europea, a través de sus autoridades de gestión nacionales o regionales, la oportunidad de utilizar parte de de los recursos de los Fondos Estructurales de la Unión Europea para financiar pequeñas y medianas empresas (PYME) mediante capital, préstamos o garantías, a través de un fondo de cartera rotatorio que actúa como fondo general.Esta iniciativa ha sido desarrollada por la Comisión Europea (CE) y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), que forma parte del Grupo Banco Europeo de Inversiones (BEI). [+]

Comunicación relativa a las actividades del Foro Conjunto de la UE sobre Precios de Transferencia entre julio de 2010 y junio de 2012 y las propuestas conexas: 1. Informe relativo a las pequeñas y medianas empresas y los precios de transferencia, e 2. Informe relativo a los Acuerdos de reparto de costes sobre servicios que no generan activos intangibles (COM(2012) 516 final, 19.9.2012)

Tribunal de Cuentas Europeo
Instrumentos financieros en beneficio de las PYMES cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional
Informe Especial, 2.
# 2012
Luxemburgo: Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, 2012
Las pequeñas y medianas empresas constituyen la espina dorsal de la economía de la UE al generar empleo, innovación y riqueza. El Tribunal controló los resultados de los instrumentos financieros de la política de cohesión en cuanto a facilitar su acceso a la financiación y constató que la eficacia y eficiencia de estos instrumentos se han visto menoscabadas por deficiencias importantes, debidas sobre todo a la inadecuación del marco reglamentario actual de los Fondos Estructurales, una calidad insuficiente de las evaluaciones de las necesidades y retrasos generalizados en su ejecución. Por último, la capacidad de actuar como multiplicador de las inversiones privadas fue reducida en comparación con otros programas de la UE destinados a las PYME. [+]

Página 14 de 26

Esta web utiliza cookies con una finalidad estadistica y para mejorar su navegación